¿Te gustaría divertirte con nosotros?

¿A qué edad deben empezar a esquiar los niños?

¿A que edad deben los niños empezar a esquiar?

Muchas son las familias apasionadas por la montaña y aficionadas al deporte del esquí, en todas sus variables, que desde años disfrutan de él. Suele ser, en muchos casos, un deporte heredado de generación en generación y suele englobar mucho más a parte de la práctica de éste, ya que está relacionado y se suele practicar en periodos vacacionales, por lo que casi siempre se disfruta del esquí en un contexto vacacional y de descanso. Todo esto hace que el esquí sea mucho más que un deporte y con la llegada de niños a la familia nos asaltan varias dudas con respecto a que es lo más conveniente para su iniciación pero a la vez su disfrute y divertimento en unas vacaciones en la nieve.
Desde aquí, hablaremos desde nuestra propia experiencia después de tantos años al servicio de la estación, cuidando y velando por los más pequeños de la familia, así como llevando a cabo la iniciación al esquí en el Parque Infantil de Beret.

Mucho se habla de que edad es la recomendada para que nuestros hijos empiecen a dar sus primeros pasos en el deporte del esquí.
Desde el Parque Infantil de Beret, después de 40 años de experiencia, lo que tenemos claro es que la capacidad de aprendizaje de un niño con 3-4 años no es para nada la misma de un niño de 6-7 años o más, esto significa que lo que un niño de 3-4 años puede aprender en un invierno entero de clases técnicas de esquí lo aprenderá el de 6-7 años con dos fines de semana de 2h diarias.
No solo se trata de una buena constitución física (dada por la edad o desarrollo de cada niño) que hará que el aprendizaje de éste deporte sea más rápido y seguro. El desarrollo psicomotriz y emocional de cada niño es personal, por lo que son variables que afectarán de forma directa a la hora de ponerse unos esquís.
Entendemos que lo más importante es la predisposición de cada niño por y para este deporte y sobre todo la realización de esta primera toma de contacto sin miedo ya que puede ser determinante para el futuro. Una vez esta predisposición existe, la iniciación al esquí debe ser instruida en un contexto lúdico, afable y divertido sin olvidarnos nunca de que ellos también están de vacaciones.

Por lo que nosotros, la iniciación al esquí la empezamos a realizar a partir de los 3 años como una actividad más de las que realizamos en el exterior (trineos, toboganes, juegos de equipo, construcciones de nieve, etc…), entendemos que debe ser, por encima de todo, algo divertido. Siempre intentamos que todos prueben a ponerse botas y esquís para dar sus primeros pasos en este deporte pero nunca forzaremos a ninguno a hacerlo y entendemos que así debe ser. Como entendemos, también, que a partir de los 4-5 años es una buena edad para empezar a dar clases técnicas y personalizadas siempre y cuando lo antes explicado se cumpla.